La Confederación de Empresarios de Córdoba y la compañía Inquieto han celebrado hoy una jornada bajo el título “Revolución en la última milla” que ha abordado las tendencias en materia de reparto urbano alineadas con el complimiento de las agendas europea y mundial de economía circular y conservación del medioambiente, mediante la utilización de vehículos alternativos eco-sostenibles y adaptados a los centros de las ciudades, y también a través de sistemas inteligentes de distribución mediante “micro-hubs”.

La convocatoria ha reunido a una nutrida representación de empresas privadas e instituciones públicas relacionadas con el transporte, la logística y los servicios públicos. Entre otras personas, han asistido Miguel Ángel Torrico, delegado de Presidencia, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba; y Francisco Palomares, delegado del Medio Natural y Carreteras de la Diputación Provincial de Córdoba.

En la apertura del evento, el presidente de CECO, Antonio Díaz, ha destacado que “esta presentación se enmarca en la apuesta que desde CECO ser hace por el emprendimiento empresarial y la promoción de la movilidad sostenible en nuestra ciudad y provincia. De igual modo, estamos encantados de recibir a inversores, a emprendedores, a empresarios que apuestan por la innovación en un sector que consideramos prioritario para el desarrollo económico de Córdoba como es la logística”.

Por su parte, el director general de Inquieto, José Antonio Baena, ha asegurado que “llegar al cliente de manera eficiente y ecosostenible son las premisas fundamentales del uso de la logística de última milla en las ventas B2C, que se ha convertido en el auténtico reto derivado del desarrollo exponencial del comercio electrónico”.

“Las innovaciones que ya asoman en el sector son los repartos en la llamada última yarda, mediante sistemas de “hubs”, tanto móviles como urbanos, con especial atención a los nuevos vehículos de reparto que, además de ser cero emisiones, serán alternativos y, por sus características, capaces de moverse con agilidad en los núcleos urbanos y desarrollar su trabajo de una forma menos invasiva, devolviendo parte del espacio al ciudadano que los grandes vehículos de reparto le están hurtando en este momento”, ha añadido José Antonio Baena.

En esta línea ha girado la intervención del director de Desarrollo de Negocio de Inquieto, Antonio Fuentes. “La clave va a estar en el último eslabón de la cadena logística porque, en paralelo al crecimiento del comercio online, también se están peatonalizando las ciudades. Un reto más para la logística: entregas en menos tiempo y entornos en los que ya no sirven los vehículos tradicionales. Del mismo modo, la especialización será clave. Logística de detalle adaptada para cada sector: food, sanitario, alimentación, productos premium, postal, etc.”.

Los empresarios, directivos y profesionales que han participado en esta jornada, celebrada en Centro de Formación, Iniciativa y Apoyo a la Actividad Empresarial de CECO, han podido conocer de primera mano la experiencia del uso de vehículos eléctricos de Inquieto.