Ligue-nos gratuitamente

Tips para el mantenimiento de vehículos eléctricos en invierno

El frío, la nieve, el hielo o la lluvia pueden hacer que conducir en invierno se convierta en todo un desafío. La precaución al volante es la mejor aliada de todo conductor cuando se enfrenta a condiciones climáticas adversas: evitar coger el vehículo durante temporales, reducir la velocidad siempre que sea necesario, mantener una distancia adecuada con los demás vehículos…. De esta manera, asegurará su seguridad y la de todos los que se encuentran en la carretera y alrededores. No obstante, hay otro factor determinante para evitar cualquier riesgo de conducción en invierno: realizar un mantenimiento adecuado al vehículo y así prepararlo para esta fría estación

Los vehículos de última milla logística pueden llegar a sufrir mucho durante esta época pues el servicio de reparto de las empresas continúa operando, independientemente del tiempo que haga. Por esto, es especialmente importante que las flotas pasen revisiones periódicas que garanticen el perfecto estado mecánico de los vehículos y la seguridad de los conductores. De esta manera, el servicio es más eficiente y se evitan riesgos.

¿Cómo afectan las bajas temperaturas a los vehículos eléctricos?

Los vehículos eléctricos pueden ser castigados de manera especial por las bajas temperaturas si no se toman las precauciones adecuadas. Y es que el frío puede afectar directamente a su eficiencia debido a la disminución de la temperatura de sus baterías. Hecho que reduce su capacidad de almacenamiento de energía.

Además, en invierno solemos utilizar más energía para calentar el interior de los habitáculos, protegernos del mal tiempo y viajar cómodos. Un aspecto a tener muy en cuenta pues esta energía repercutirá directamente a las baterías de los vehículos y su autonomía, que disminuirá considerablemente.

Mantenimiento preventivo en los meses más fríos del año

Realizar un mantenimiento adecuado de los vehículos eléctricos de una flota de última milla logística durante el invierno es crucial para garantizar su correcto funcionamiento y maximizar su vida útil. ¿Y qué se debe revisar? Desde el estado de la batería y el sistema de climatización, al buen estado y presión de los neumáticos. También es importante tener en cuenta el estado del sistema de calefacción y de las escobillas de limpiaparabrisas.

Inquieto - - 1
  • Control de baterías

Como decíamos, las baterías son uno de los elementos de los vehículos eléctricos que más sufren durante el invierno. Por ello, resulta especialmente necesario prevenir y controlar su estado en todo momento para evitar sustos o pérdidas de eficiencia durante las rutas de reparto de cualquier negocio. Algunos consejos para el mantenimiento de la batería de un vehículo eléctrico son:

  1. Monitorizar su estado: revisar periódicamente la carga de la batería y asegurarse de que esté siempre al máximo.
  2. Evitar descargas profundas: evitar que la batería llegue a descargarse por completo, ya que esto puede dañarla y reducir su vida útil.
  3. Protegerla del frío: proteger la batería del frío cuando el vehículo no esté en uso, ya que las bajas temperaturas pueden afectar a su capacidad de carga.
  4. No dejar el vehículo descargado: evitar dejar el vehículo descargado por un tiempo prolongado ya que esto puede dañar la batería y reducir su vida útil.
  5. Cargarla adecuadamente: seguir las instrucciones de carga del fabricante y usar cargadores adecuados.

Consejos de mantenimiento

Además de la batería, existen otros factores a revisar en un vehículo eléctrico especialmente durante el invierno. Por ejemplo:

  • Neumáticos: comprobar que los neumáticos están en buen estado y tienen la presión adecuada para mejorar la tracción y la seguridad en carretera.
  • Sistema de calefacción: revisar el sistema de calefacción y asegurarse de que funcione correctamente para una temperatura cómoda en el interior del vehículo.
  • Escobillas de limpiaparabrisas: comprobar que las escobillas de limpiaparabrisas están en buen estado y funcionan de manera eficiente para mejorar la visibilidad en la carretera durante tormentas de lluvia, nieve o granizo.

Plan de mantenimiento de Inquieto

En Inquieto ofrecemos un plan completo de mantenimiento para tus vehículos de última milla logística. Contamos con más de 600 técnicos especializados y más de 300 talleres en España y Portugal, poniendo a tu disposición asistencia técnica 24/7 y vehículos de sustitución. Y además de nuestros propios talleres de vehículos eléctricos, disponemos de puntos de reparación en toda la península gracias a nuestra red de mantenimiento compuesta tanto por los talleres de GAM como por distintas redes de talleres.

Alarga la vida útil de tu flota y evita imprevistos que puedan paralizar tu negocio. En Inquieto hacemos planes de mantenimiento según tus necesidades y tu operativa. ¿Y qué incluyen?

  • Mantenimiento preventivo de vehículos eléctricos

Adelántate a posibles daños en tu flota de vehículos eléctricos de reparto. Contrata nuestro plan de mantenimiento preventivo y garantiza el correcto funcionamiento de cada uno de tus vehículos. Nuestro plan preventivo incluye revisiones periódicas de funcionamiento, seguridad, ajustes, análisis, limpieza, calibración y el cambio de los elementos sujetos a desgaste natural…

  • Mantenimiento correctivo de vehículos eléctricos

Localizamos la avería de tu vehículo eléctrico de reparto, realizamos un diagnóstico y elaboramos un presupuesto a medida para proceder a su reparación. Actuamos de manera inmediata y eficaz para que tu vehículo eléctrico pueda volver al reparto cuanto antes. Y además, contamos con vehículos de sustitución en caso de ser necesario.

No dejes que el invierno baje la eficiencia de tus rutas.

COMPARTILHAR

Pode te interessar