Llámanos gratis

Qué son las flotas conectadas y cuáles son sus ventajas

Flotas conectadas

La irrupción de tecnologías innovadoras ha dado un giro radical a la manera en la que se gestionan vehículos y flotas. En este sentido, las flotas conectadas (o flotas inteligentes) surgen como una solución para optimizar la gestión de vehículos de todo tipo de negocios. Y es que una gestión adecuada de flotas es clave para lograr los mejores resultados en cualquier ruta o desplazamiento. ¿Te gustaría saber más sobre qué son, cómo funcionan y qué ventajas tienen las flotas conectadas? ¡Sigue leyendo!

Qué son las flotas inteligentes y cómo funcionan

Las flotas inteligentes integran tecnologías de la comunicación en tiempo real en sus vehículos y sistemas de gestión. Así, desde una plataforma centralizada, se puede interactuar continuamente con los vehículos y recopilar datos en la nube. Esta conectividad es útil para disponer y gestionar datos importantes en tiempo real, como el rendimiento, el consumo, la ubicación, etc.

La gestión de flotas conectadas supone la administración, gestión y supervisión de un grupo de vehículos conectados a estas tecnologías y destinados a algún tipo de actividad empresarial. Pueden ser todo tipo de vehículos (coches, furgonetas de reparto, autobuses, etc.) y pueden estar dedicados a cualquier tipo de negocio, ruta o desplazamiento. Esta gestión va desde la planificación de las acciones, rutas y personal, hasta tareas de mantenimiento. 

En definitiva, la implementación de flotas inteligentes mejora la eficiencia mientras se reduce los costes y se abraza la movilidad segura y sostenible, convirtiendo los datos de los vehículos en información importante sobre su desempeño y rendimiento. 

Qué ventajas tienen las flotas conectadas

  • La seguridad vial es notablemente superior. Detalles que, en otras condiciones, se podrían pasar por alto (como una baja presión en los neumáticos, por ejemplo) en los vehículos conectados se pueden detectar en tiempo real y a través de avisos, por lo que aumenta la seguridad de los conductores y operarios.
  • La seguridad de los propios vehículos también aumenta. La localización y monitorización constante de factores como la ubicación, permiten conocer en todo momento el estado y la localización de los vehículos. De esta forma, se ahorra, además, en sistemas e instalaciones externas (como cámaras o alarmas), pues se reciben alertas inmediatas si alguno de los vehículos se sale de los parámetros establecidos.
  • Mantenimiento preventivo. Los datos recopilados en tiempo real de los vehículos facilitan una visión integral clara sobre el estado de salud de la flota. Las alertas y notificaciones de mantenimiento permiten identificar fallos o problemas desde el primer momento, antes de que aumente su gravedad, aumentando el margen de respuesta y las posibilidades de reparación y solución. 
  • Optimización y planificación. El monitoreo y localización de vehículos permiten optimizar y aumentar la eficiencia de rutas, desplazamientos y entregas, reduciendo los tiempos de viaje, costes y mejorando la puntualidad.
  • Cumplimiento de las normativas. El control constante de datos de tiempo, localización y estado de los desplazamientos facilitan el control del cumplimiento de normativa relativas a zonas de circulación o tiempos de conducción del equipo, entre otros factores.

Cada vez es más evidente que las flotas conectadas representan el futuro de la gestión de vehículos y flotas, ofreciendo un amplio abanico de ventajas y beneficios que permiten a las empresas y negocios optimizar sus operaciones, reducir costes y mejorar su competitividad en un mercado en constante evolución mientras alcanzan sus objetivos de sostenibilidad. 

COMPARTE

Te puede interesar