deco deco

¿Estás pensando en incorporar vehículos eléctricos con frenado regenerativo a tu flota de última milla logística? Son muchas las ventajas que este tipo de transportes pueden aportar a tu servicio de entrega a domicilio. Y, sin duda, apostar por este sistema marcará la diferencia en cuanto al rendimiento y optimización de tus rutas. Pero, si aún no lo tienes del todo claro, te explicamos en qué consiste el frenado regenerativo y cómo sacarle partido.

Los vehículos eléctricos con frenado regenerativo pueden recargar sus baterías automáticamente utilizando la potencia de frenado. Es decir, son capaces de almacenar la energía cinética del frenado en su batería. Esta energía cinética, que de otra forma se desperdiciaría, se convierte en energía eléctrica (permite recuperar un 70% de la energía que se ha producido durante la frenada). De este modo, lo único que debe hacer su conductor es pisar el freno con normalidad, ya que su sistema se encargará del resto del proceso de forma autónoma.

¿Cómo funciona el frenado regenerativo?

En un vehículo eléctrico con frenado regenerativo, cada vez que se pisan los frenos, éstos producen calor. El calor generado tras este acto provoca que el motor comience a funcionar a la inversa, permitiendo generar la electricidad que se almacenará de manera automática en la batería del vehículo. Y es que el motor de un vehículo eléctrico tiene la capacidad de funcionar tanto hacia adelante como hacia atrás: cuando se pisa el acelerador el motor impulsa las ruedas y propulsa el vehículo hacia adelante y cuando se pisa el freno el motor funciona hacia atrás generando electricidad y reponiendo la carga del vehículo.

¿Qué ventajas tiene el frenado regenerativo?

No es casualidad ni capricho que los sistemas de frenado regenerativo sean cada vez más comunes en todo tipo de vehículos eléctricos. Por el contrario, este boom se debe a los palpables beneficios de su instalación. Entre ellos:

  • Vehículos con mayor autonomía. Con el frenado regenerativo, los vehículos pueden generar su propia energía eléctrica reutilizando la energía cinética y cargar sus baterías. Una cualidad que hace que el consumo de combustible se desplome y que la autonomía se catapulte.
  • Vehículos con doble sistema de frenado. El frenado regenerativo, junto con el tradicional de frenado por fricción, provoca que los vehículos cuenten con dos sistemas de frenos y, como consecuencia, hace que reducir la velocidad sea más rápido y seguro.
  • Vehículos con menor desgaste de frenos. Las pastillas de freno del sistema tradicional de frenado se desgastan mucho menos y tienen una esperanza de vida más larga gracias a que la mayor parte del esfuerzo de frenado lo ejercen los frenos regenerativos.
  • Vehículos ideales para circular por la ciudad. En entornos urbanos es más habitual pisar el pedal del freno, por lo que la generación de energía es mayor.
  • Vehículos 0 emisiones. Se tratan de vehículos 100% sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Beneficios de este sistema para la última milla logística

Apostar por incluir vehículos eléctricos con frenado regenerativo a tu flota implica optimizar el rendimiento de tus rutas. La autonomía de tus vehículos aumentará, por lo que tus rutas podrán abarcar más territorio y tus conductores podrán estar más tiempo en reparto si es necesario. Cargar las baterías de tus vehículos podrá esperar, catapultando tu eficiencia.

Tus vehículos serán más seguros para tus conductores y para el entorno y generarán menos gastos de mantenimiento debido a un menor desgaste de sus pastillas de freno. Además, los vehículos eléctricos con frenado regenerativo son ideales para conducir por entornos urbanos e interurbanos, por lo que son perfectos para la última milla. En ciudad es mucho más habitual pisar el freno, por lo que las baterías de los vehículos se cargarán automáticamente de forma constante durante tus rutas.

Vehículos con frenado regenerativo para tu servicio de entrega a domicilio

Escoge el vehículo que mejor se adapte a tus necesidades y apuesta por un sistema de frenado regenerativo. En Inquieto contamos con vehículos eléctricos con frenado regenerativo como el triciclo eléctrico EEZON E3, diseñado y pensado para empresas y administraciones. Esta moto eléctrica de tres ruedas es un vehículo de muy alta maniobrabilidad, seguro, estable y ofrece una elevada autonomía. Otro ejemplo es el cuadriciclo eléctrico Paxster Cargo, el vehículo ideal para la última milla: funciona como una moto eléctrica con las prestaciones de una furgoneta pequeña.

También puedes seleccionar nuestra moto eléctrica con frenado regenerativo SILENCE S02 HS, fabricada en España y diseñada especialmente para reparto. Y, si buscas un vehículo con mayor capacidad, te ofrecemos la furgoneta eléctrica compacta con frenado regenerativo CENNTRO METRO, diseñada para optimizar el reparto urbano no sólo sustituyendo los camiones convencionales por vehículos alternativos cero emisiones sino llegando a puntos de entrega finales donde otros no llegan. 

Comparte

deco deco

Te puede interesar

Ver todo