Vehículos eléctricos en la industria del cine: rodajes sostenibles

industria del cine

La industria del cine, como otras grandes industrias y sectores, comienza a incorporar vehículos eléctricos en sus rodajes como una opción sostenible para sus producciones. Un cambio que responde, entre otras cuestiones, a la creciente conciencia ambiental y a la necesidad de reducir la huella de carbono en cualquier actividad. Y es que los rodajes implican el constante movimiento tanto de personal como de materiales y elementos de toda clase. Además, este cambio trae consigo beneficios económicos a las productoras.

Los vehículos eléctricos permiten reducir los costes operativos asociados al combustible fósil. Aprovechan también las ventajas de la eficiencia energética y de la disminución de gastos relacionados con el mantenimiento de flotas convencionales. Además, el uso de tecnologías respetuosas con el medio ambiente puede generar una imagen positiva para las producciones cinematográficas, atrayendo a un público cada vez más preocupado por el impacto ambiental de cualquier actividad.

De esta manera, la transición hacia vehículos eléctricos en la industria del cine no solo es una respuesta responsable a los desafíos ambientales actuales, sino también una estrategia pragmática que fusiona la sostenibilidad con la rentabilidad económica. Este cambio contribuye a la construcción de una industria cinematográfica más consciente y adaptada a los estándares de un mundo moderno enfocado en la preservación del medio ambiente.

Movilidad sostenible, 0 emisiones

Los vehículos eléctricos destacan por su funcionamiento silencioso y por no emitir gases contaminantes durante su uso. La primera de estas características es especialmente esencial en la producción cinematográfica, donde la calidad del sonido es crucial. Además, al prescindir de la quema de combustibles fósiles, los vehículos eléctricos contribuyen significativamente a una movilidad más sostenible.

  • Algunos ejemplos

Furgonetas eléctricas como la Maxus eDeliver 3 son la elección ideal para la logística en rodajes cinematográficos, marcando un avance clave hacia la sostenibilidad. Su diseño versátil y respetuoso con el medio ambiente se adapta a las demandas de movilidad en los sets, ofreciendo rendimiento ágil, capacidad de carga y autonomía.

La Maxus eDeliver 3 no solo reduce las emisiones contaminantes durante los desplazamientos en el set, sino que también proporciona una operación silenciosa, integrándose armoniosamente en el entorno de rodaje. Esta elección establece un estándar para la adopción de tecnologías limpias en la logística cinematográfica, redefiniendo la movilidad y promoviendo una producción más sostenible.

Por su parte, la Maxus eDeliver 9 ofrece, para quien lo necesite, aún más capacidad de carga que la Maxus eDeliver 3, redefiniendo la logística en la industria cinematográfica. Esta furgoneta eléctrica, potente y sostenible, ofrece una solución eficiente para el transporte de equipos voluminosos en rodajes, destacando su compromiso con la eficiencia.

Por otro lado, una opción ágil y sostenible para el desplazamiento rápido de personal y equipos en el set es la moto eléctrica Silence S02 HS. Destacando por su diseño compacto y sin emisiones, esta motocicleta eléctrica ofrece una solución eficiente para la industria del cine.

Eficiencia energética y costes reducidos

Los vehículos eléctricos son inherentemente más eficientes en términos de energía en comparación con sus contrapartes con motores de combustión interna. Esto se traduce en una reducción de los costes operativos a largo plazo para las producciones cinematográficas. Aunque la inversión inicial puede ser alta (cosa que también puede evitarse con el alquiler), los ahorros en combustible y mantenimiento a lo largo del tiempo hacen que los vehículos eléctricos sean una opción económica y sostenible.

Tecnología de carga rápida para rodajes continuos

La tecnología de carga rápida de los vehículos eléctricos es un factor clave que facilita su integración en la industria del cine. Los equipos de producción pueden recargar las baterías durante los descansos, asegurando que los vehículos estén listos para su uso en corto tiempo. Esto es especialmente beneficioso en rodajes que requieren movilidad constante, permitiendo una planificación logística más eficiente.

Promoción de la sostenibilidad en la industria del entretenimiento

La adopción de vehículos eléctricos en la industria del cine va más allá de la eficiencia y los ahorros. También desempeña un papel crucial en la promoción de prácticas sostenibles y en la sensibilización sobre la importancia de reducir la huella de carbono. La visibilidad de estas acciones puede inspirar a otros sectores de la sociedad a seguir el ejemplo, creando un impacto positivo en la conciencia medioambiental.

Colaboración con fabricantes de vehículos eléctricos

La colaboración entre la industria del cine y los fabricantes de vehículos eléctricos puede conducir a innovaciones específicas para las necesidades cinematográficas. Desde vehículos adaptados para el transporte de equipo hasta soluciones personalizadas para situaciones de rodaje específicas, esta asociación puede generar avances tecnológicos que beneficien tanto a la industria del cine como al desarrollo de vehículos eléctricos en general.

La incorporación de vehículos eléctricos en la industria del cine marca un paso significativo hacia la sostenibilidad. A medida que la conciencia ambiental crece en la sociedad, se espera que más producciones cinematográficas sigan este camino, contribuyendo a un futuro más verde y responsable. Los rodajes sostenibles no solo son una tendencia, sino una necesidad imperante en la era actual.

COMPARTE

Te puede interesar